Tips de Ahorro rápido: Hacer un presupuesto

¿Quieres mejorar tus finanzas personales, necesitas un poco de formalismo. Te vamos a explicar como hacer un presupuesto te puede ayudar a ahorrar. El método es muy sencillo y consta de cuatro fases: identificación, decisión, acción y seguimiento. Para reducir tus gastos deberás pensar en tus finanzas de una forma similar a lo que hacen las empresas.

1º- Identificar los gastos e ingresos

En primer lugar tienes que ser consciente de un hecho: para elegir un camino tienes que saber donde te encuentras. Si tu objetivo es aprender como ahorrar dinero, tendrás que conocer cual es tu gasto actual, cuanto más en detalle, mejor.

Revisa tus extractos bancarios, pide recibos y facturas cada vez que pagas en efectivo, y haz una lista con todos tus gastos mensuales. Desde el arrendamiento hasta tu última compra en la panadería y determinar que te gastas en un mes por cada concepto. Insistimos sobre el hecho de apuntar incluso los gastos muy pequeños, porque a menudo son repetitivos y llegan a sumar bastante a lo largo del mes.

Ten cuidado con el periodo de referencia que tomas para calcular tus gastos. Recuerda que algunos recibos que pagas no son mensuales sino trimestrales o anuales. No te olvides por ejemplo del seguro de tu vehículo, o de la revisión, e incluye la parte proporcional a un mes en tu listado.

También tendrás que listar tus ingresos. Para la mayoría de las personas es muy rápido, porque solo hay una nómina, pero si tienes otras fuentes de ingreso es mejor que las apuntes también.

La diferencia entre gastos e ingresos te dará tu ahorro mensual actual. Si gastas más de lo que ingresas o ahorras muy poco, tu lista te ayudará a tomar decisiones.

2º- Tomar decisiones para ahorrar

Ya conoces tus gastos e ingresos, ahora tienes que hacer un presupuesto con los cambios que vas a adoptar para mejorar la situación de tus finanzas personales. Tienes dos caminos: reducir gastos y aumentar ingresos.

Repasa uno a uno los conceptos de gastos de tu lista, y para cada uno de ellos tomate un tiempo para pensar lo que podrías hacer para reducirlos. No des nada por imposible. Si vives de alquiler, puedes pedir una rebaja al propietario, es algo que consiguen muchas personas.

Para cada gasto tienes tres opciones: negociar el precio (es más frecuente que lo que crees), cambiar la cantidad o calidad de lo que compras para gastar menos o directamente eliminar este gasto. Algunos gastos se quedarán iguales, pero si repasas la lista, seguro que identificas muchos puntos de mejora.

También te tienes que plantear nuevas formas de conseguir más ingresos. Suele ser más complicado que reducir gastos pero merece la pena intentarlo.

3º- Aplicar tus decisiones

Muchas personas se quedan en buenas intenciones. Piensan: “debería retirarme de tal servicio que ya no me aporta nada”, pero no lo hacen. Si quieres ahorrar dinero rápido, no puedes demorar la puesta en marcha de las decisiones tomadas. Ya tienes un presupuesto con posibles acciones, aplícalas.

Cuanto más rápido actúes mejor, y eso por dos motivos. En primer lugar, porque tardarás menos en conseguir los resultados que estás buscando, y en segundo lugar porque te darás cuenta de que funciona. Si en lugar de aplicar las medidas a la vez escogieras repartirlas en el tiempo, de un mes a otro no notarías mucho cambio, y podrías llegar a pensar que lo que has hecho no vale la pena. Sería un error.

4º- Hacer un seguimiento

Todo lo que hemos dicho hasta ahorra sobre como ahorrar dinero rápido está muy bien, pero falta un paso más. Una vez que hayas tomado acción, tendrás que medir los resultados de los cambios. Tu herramienta será el presupuesto que elaboraste. Frente a cada concepto podrás poner el gasto real y valorar con precisión lo que has conseguido.

Es necesario que hagas el seguimiento al menos durante unos meses, hasta que tu patrón de gastos haya cambiado de forma habitual y veas como crecen tus ahorros naturalmente. Después puede dejar de seguir en detalle, aunque te recomendamos que siempre tengas algún tipo de medición de cómo vas (aunque solo sea sumando el saldo de tus cuentas al final de cada mes).

Esperamos que después de este artículo hayas aprendido como hacer un presupuesto y que te sirva de ayuda para conseguir tu objetivo: ahorrar dinero rápido. Como puedes ver, rápido en este caso no es incompatible con algo de trabajo por tu parte, pero seguro que ya sabías que en esta vida no se consigue nada sin trabajar.

Share this post
This entry was posted by in Tips.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *